Paso a paso para obtener el sello Hecho en México Comments Off on Paso a paso para obtener el sello Hecho en México 55

hecho en mexico

Desde el aguacate hasta la industria automotriz: los productos mexicanos van al alza y es momento de subirse a esa revaloración. Una buena forma de hacerlo es obtener la autorización para usar el logo Hecho en México, que certifica que tu producto está hecho con insumos, procesos e ingenio mexicano. Te decimos cómo lo puedes obtener.

El logotipo de Hecho en México se estableció según la norma NMX-Z-009-1978, para identificar a los productos fabricados en nuestro país. En 2009, se propuso que la marca promoviera bienes, pero también servicios nacionales. Desde entonces, su autorización depende de la Secretaría de Economía, desde la Dirección General de Normas y sus delegaciones, subdelegaciones u oficinas de servicio.
El logotipo cuenta con un manual de identidad gráfica, que señala las dimensiones del emblema, su tipografía y otras especificaciones.

¿Cómo lo obtengo?

Los documentos que necesitas son:

  • La Solicitud de autorización de uso del Logotipo Hecho en México (original y copia).
  • Acta constitutiva de tu empresa (copia).
  • Cédula del Registro Federal de Contribuyentes (RFC) (copia).
  • Instrumento que acredite las facultades de tu representante legal (copia).

Puedes realizar tu trámite de forma presencial, en la Oficialía de la Dirección General de Normas o cualquier delegación o subdelegación federal de la Secretaría de Economía.
También lo puedes solicitar online, en el Sistema Integral de Normas y Evaluación de la Conformidad (Sinec). La página está aquí.

¿Qué beneficios tengo al usar el sello Hecho en México?

Puede ayudarte a promover tus bienes o servicios. Se ha convertido en un importante referente sobre lo que se hace bien en México.
Garantiza a los consumidores calidad, innovación y valor agregado.

¿A qué obliga el uso del sello Hecho en México?

Demostrar que el producto es obtenido o producido totalmente en México.
Demostrar que el producto se realiza con materiales originarios, según los tratados o acuerdos comerciales de los que México sea parte.
Si el producto se realiza con bienes no originarios, resulta de un proceso de producción en México.
Deben cumplirse criterios de valor agregado nacional, como calidad, innovación, diseño, sustentabilidad e inclusión laboral.

¿Tus productos o servicios ya tienen el sello Hecho en México? ¿Qué esperas para obtenerlo?

Previous ArticleNext Article

11 inventos mexicanos que el mundo ama Comments Off on 11 inventos mexicanos que el mundo ama 104

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), hay al menos 200,000 inventos mexicanos registrados o patentados en el país. Checa esta lista: te van a sorprender.

1. Televisión a color

En 1940, a sus 22 años, Guillermo González Camarena desarrolló un sistema para transmitir imágenes a color en la televisión: El Sistema STSC. Lo financió con las regalías que obtuvo de una canción que él compuso: “Río Colorado”. Después, logró la patente en 1942. Cuatro años después, desde unas oficinas de la Ciudad de México, hizo la primera transmisión en color. Además, fundó la marca de televisores Majestic. El legado de Camarena permanece en las siglas de la emisora que fundó en 1952: XHGC, Canal 5.

 

Un invento de Guillermo González Camarena. | Foto de mimorelia.com

2. Máquinas tortilleras

En principio fue una cabeza de rodillos laminados con una cadena transportadora que funcionaba para trasladar el producto hasta un comal. Everardo Rodríguez Arce y Luis Romero la crearon en 1904 y con ella produjeron 16,000 tortillas en un día. En 1947, Fausto Celorio creó un modelo que hacía automáticamente todo el proceso, lo que permitió industrializar la producción.

Everardo Rodríguez Arce y Luis Romero lograron su producción industrial.

3. Flotador del baño

Filósofo, sacerdote, teólogo, astrónomo, cartógrafo, historiador, naturalista, botánico, geógrafo y periodista, José Antonio de Alzate inventó en 1790 el “obturador automático flotante”, o flotador que evita que se desborde el agua de tinacos, cisternas y retretes. Personaje de su época, para Alzate fue importante la religión, pero también las investigaciones científicas. El flotador apareció al descubrir la necesidad de cortar el flujo de agua con una llave cuando una fuente se llena.

4. Píldora anticonceptiva

En 1951, al joven químico Luis Ernesto Miramontes le pidieron que sintetizara una progesterona para remplazar las inyecciones a mujeres que sufrían abortos involuntarios. Obtuvo la noretindrona, sustancia extraída del tubérculo dioscorea mexicana, capaz de detener el proceso de ovulación. Fue la base de la píldora anticonceptiva. Aunque trabajó con George Rosenkran (director del laboratorio) y Carl Djerassi (director de la investigación), fue Miramontes quien sintetizó el compuesto.

Miramontes fue quien sintetizó el compuesto.

5. Tridilosa

El ingeniero Heberto Castillo, también destacado político de la izquierda mexicana, en 1962 creó una estructura tridimensional de acero y cemento que podía soportar techos con gran peso, a bajo costo y con buen desempeño como aislante térmico y acústico. La Torre de Chapultepec y el WTC –antes Gran Hotel de México– fueron construidos con este sistema.

Un sistema eficiente gracias al ingeniero Heberto Castillo.

6. Pintura antigraffiti

Deletum 3000, pintura con marca registrada, empezó a fabricarse de manera industrial desde 2002. Permite que los colorantes en aerosol resbalen de cualquier superficie. Es una sustancia biodegradable y ayuda a combatir las pintas callejeras. Lo desarrolló el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM, en su campus de Juriquilla, en Querétaro.

Una solución traída por la UNAM.

7. Tinta indeleble

Esta sustancia ha ayudado a evitar fraudes en las jornadas electorales. Se trata de una tinta que se impregna en las células de la piel y permanece hasta por 24 horas. La creó Filiberto Vázquez Dávila, ingeniero de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional. Se usó por primera vez en las elecciones federales de 1994. La tinta ha sido exportada a países como República Dominicana, Honduras o El Salvador.

La tinta que ha evitado fraudes en las jornadas electorales.

8. Sonido 13

Julián Carrillo, músico de un pueblo de San Luis Potosí, una noche de 1926 intervino un instrumento de cuerda con una navaja, procurando experimentar con nuevos sonidos. Descubrió que podía trascender la escala de 12 notas musicales y crear sonidos intermedios que llamó microtonos. Su teoría, Sonido 13, influyó a músicos de Bélgica, Alemania, Francia y Suiza. La primera composición que Carrillo hizo con el Sonido 13 fue su Preludio a Colón.

9. Nanomedicina Catalítica

Tessy López Goerne, fisicoquímica de la Universidad Autónoma Metropolitana, aplicó la nanotecnología en el tratamiento del cáncer de cerebro, con resultados sorprendentes. Gracias a partículas microscópicas de titanio y zirconio, rellenas con medicamentos, diseñó terapias para atacar tumores cerebrales sin necesidad de hacer cirugías o quimioterapias. Las investigaciones de la doctora López Goerne han creado toda una escuela de investigación médica, tecnológica y química: la nanomedicina catalítica.

10. Rompeolas

El ingeniero mexicano Mauricio Porras inventó un sistema rápido y económico de rompeolas, muelles y escolleras, consistente en llenar unas bolsas, dentro del mar, de 2 por 6 metros, con arena y cemento.

11. Pilotes de control

En 1951, el ingeniero Manuel González Flores inventó un nuevo soporte en las construcciones: el pilote de control, que se distingue de los rígidos porque se adecúa a los movimientos de los edificios. Esta tecnología es esencial para una ciudad asentada en un territorio poco firme, como la Ciudad de México. Sus pilotes, además, son la base del sistema antisísmico, también creado por Flores, que permite proteger a los edificios en caso de fuertes sismos.

Nuestra Selección